Planea juegos y entretenimientos previamente

Viajar con los niños con seguridad


Viajar con los niños con seguridad es la prioridad de cualquier padre o madre que se disponga a realizar un trayecto en auto con menores a bordo, además de que es algo que depende de todos, adultos y pequeños.

Los niños, como tal, no son conscientes de los peligros que van unidos al manejo de un vehículo. Los adultos deben hacerles entender que la tranquilidad del conductor es fundamental para que no haya distracciones al volante.

Existen distintos métodos para que los pequeños viajen distraídos durante el viaje y noten menos el cansancio, el cual podría hacerles perder los nervios, molestando al conductor:

  • Planea distintos juegos para que se distraigan mientras tú manejas (dibujos, libros, películas, canciones, etc.).
  • Planifica la ruta con antelación, teniendo controladas las paradas que vas a realizar y cada cuánto tiempo. Así, ante la impaciencia de un niño que comienza a sentir cansancio dentro de un vehículo y que pregunta cuánto tiempo falta para parar, sabremos contestarle con exactitud. Planifica paradas cada hora y media o cada dos para que puedan estirar las piernas, correr, comer y beber algo.
  • Educar a los niños antes de viajar es fundamental. Comunícate con ellos. Explícales por qué es importante viajar seguros y mantener un ambiente tranquilo dentro del vehículo. Hazles entender que actos como saltar, gritar, desabrocharse el cinturón de seguridad o desbloquear el seguro de las puertas pueden ser muy peligrosos.

Pero viajar con los niños con seguridad también depende de la exclusiva responsabilidad de los adultos. Existen sistemas de seguridad adaptados a los vehículos que son obligatorios, como los cinturones de seguridad y los sistemas de retención infantil:

  • Los niños deben viajar siempre en los asientos de atrás y con el cinturón de seguridad puesto.
  • Nunca utilices un mismo cinturón para asegurar a dos niños.
  • Los sistemas de retención infantil son asientos diseñados para los niños que varían en forma y tamaño, dependiendo de la edad del pequeño, y que les protege de los daños que puedan sufrir en un accidente de tránsito.
  • Hasta los dos años de edad los pequeños deben viajar colocados mirando al asiento de atrás, dando la espalda al conductor y sentados en su silla de seguridad correspondiente.

Ante un viaje con niños cualquier precaución es poca. Equipando bien tu auto para que vayan protegidos, lo cual incluye tener contratado un seguro de auto, y manejando con cuidado, reducirás al mínimo los inconvenientes derivados de un accidente.