Los ladrones prefieren entrar en casas desprotegidas

Sistemas de seguridad para casas


Los sistemas de seguridad para casas en un país como México siguen siendo una alternativa imprescindible para salvaguardar la protección de sus habitantes, a pesar de los esfuerzos que, desde hace años, se llevan a cabo por parte del gobierno y policía.

El número de robos en hogares se intenta disminuir poco a poco, pero aún queda mucho por hacer. Nuestro hogar es uno de los bienes más preciados, si no el que más, que poseemos. Cuidar de él es cuidar de nuestra tranquilidad y la de nuestra familia.

Las estadísticas demuestran que los ladrones son más reacios a invadir un espacio protegido con sistemas de seguridad para casas que uno que no disponga de los mismos.

Existen multitud de sistemas de seguridad para casas disponibles en el mercado, muchos de ellos de lo más efectivos, como son:

  • Sensores de apertura: se pueden instalar en ventanas y puertas. Si éstas son forzadas, los sensores envían una señal al centro de seguridad correspondiente.
  • Sensores de movimiento: detectan el movimiento dentro de nuestro hogar, haciendo saltar las alarmas. Estos sensores son perfectos para ser activados mientras dormimos o cuando nos ausentamos.
  • Alarmas: pueden emitir un sonido o una señal dentro del hogar cuando los sensores de movimiento o de apertura lo indican. Normalmente dicha señal está directamente conectada con el centro de seguridad en el mismo momento en que se detecta una violación de la propiedad.
  • Detectores de humo, gas y agua: evitan una inundación, incendio o fuga de gas en nuestro hogar.
  • Simuladores de presencia: con ellos se puede simular que hay alguien dentro de la casa cuando, en realidad, no es así. Se encargan de encender y apagar luces, radio y televisión en diferentes momentos del día, así como de subir y bajar persianas.

Además de estos ejemplos de sistemas de seguridad para casas, no podemos dejar de destacar lo importante que es tener contratado un seguro de hogar. Por muchas precauciones que tomemos, nadie está a salvo de sufrir un robo en su casa.

Los seguros de hogar están disponibles en todas las compañías aseguradoras y ofrecen coberturas muy interesantes que protegen tanto el continente (la construcción en sí de la casa) como el contenido (los bienes existentes dentro del hogar). Con ellos podrás proteger tu casa de cualquier incidente, ya sea robo, incendio o fenómeno meteorológico que la dañe.