Prepara provisiones y hazte con un generador de electricidad

Proteger tu hogar frente a un huracán


En un país como México es fundamental proteger tu hogar frente a un huracán. Este fenómeno meteorológico está muy presente en el continente americano. México vive largas temporadas de intensas lluvias, vientos y tormentas tropicales, que pueden llegar a golpear con gran fuerza debido a la presencia de huracanes.

Los datos aportados por la Comisión Nacional de Agua dejan entrever que la presencia de huracanes va en aumento cada año. En 2013, por ejemplo, se detectaron 32 ciclones en el país. Destacamos este año porque fue entonces cuando se produjo el hecho histórico (no repetido desde 1958) de que el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel interactuaran, provocando lluvias de una intensidad exagerada.

Esta realidad que vivimos cada año en México te obliga a proteger tu hogar frente a un huracán. Piensa que con tan sólo la categoría 1 de un huracán (la mínima) se pueden alcanzar fuertes rachas de viento de 120 Km/h, fuerza suficiente para provocar daños en el hogar.

  • La primera medida que has de tomar es reforzar las puertas y ventanas de tu casa, sobre todo si son de cristal. En definitiva, se trata de resguardar todos los puntos de entrada y salida que puedan dar acceso al viento y al agua en caso de que se rompan. Existen diferentes tipos de paneles protectores destinados a este fin. También las puedes cubrir con láminas de madera.
  • Si tu casa está rodeada por árboles y arbustos muy altos, córtalos. Restar altitud en los mismos les hará más resistentes ante la fuerza del viento.
  • Introduce dentro de tu casa todos los muebles y objetos que se encuentren en el exterior (cubos, mesas, sillas, etc.).
  • Cierra el tanque de gas y consigue un generador de electricidad por si se producen cortes en el suministro. Prepara un aprovisionamiento de agua destinada a la higiene personal y limpieza, así como cantidad de comida duradera y agua potable.
  • Si consideras que tu hogar no es lo suficientemente resistente, no dudes en informarte de los distintos albergues cercanos a tu zona de residencia, preparados ante planes de evacuación por peligro de huracanes.
  • El último consejo que podemos darte si quieres proteger tu hogar frente a un huracán es que lo asegures a través de un seguro de hogar que cuente con coberturas que protejan la casa frente a desastres naturales. Es la única manera de evitar pérdidas económicas lamentables.