El 80% de los accidentes ocurren dentro de casa

Principales accidentes en el hogar


Los principales accidentes en el hogar suelen ocurrir por descuidos que, poniendo un mínimo de atención, podrían evitarse.

Según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud), el 80% de los accidentes se producen dentro del hogar. Piensa que nuestro lugar de residencia es el espacio en el que mayor tiempo pasamos nosotros y nuestra familia. Las posibilidades de que ocurra un accidente son mayores.

Las consecuencias de un accidente en el hogar pueden ser mínimas, apareciendo lesiones de poca importancia (pequeños cortes o traumatismos). Pero también pueden ser fatales.

Para evitar sustos debes moverte con precaución, sobre todo en el caso de los niños más pequeños y personas mayores con movilidad reducida. Las amas de casa también son un grupo de especial riesgo, ya que, al realizar las tareas dentro del hogar, se tienen que mover constantemente en todas y cada una de las estancias que lo conforman, utilizando herramientas que pueden dañar como cuchillos, plancha, etc.

Nuestro hogar debe constituir un espacio de comodidad y tranquilidad. Debe ser nuestro lugar de descanso.

Para que este concepto de bienestar dentro de casa no cambie, presta atención a los principales accidentes en el hogar, con el fin de que puedas evitarlos:

  • La cocina y el baño son las dos salas de la casa donde se producen más accidentes dentro del hogar. Hay utensilios de cocina que son punzantes (como cuchillos o tijeras). Úsalos con cuidado y sin prisa.
  • El fuego es otro elemento muy habitual en las cocinas. Un descuido puede provocar daños personales y materiales.
  • Al preparar comida hay muchos alimentos que contienen grasa. Si alguna porción cae al suelo, puedes sufrir resbalones.
  • El elemento más presente en un baño es el agua. Ten mucho cuidado con los suelos resbaladizos al ducharte o al caminar.
  • Tropezar o caerse y golpearse suele ser otro de los principales accidentes en el hogar. Elimina los objetos que entorpecen el paso. Ten cuidado también con los bordes de las alfombras y con esos cables mal retirados que, en ocasiones, quedan atravesados a la altura de los pies.
  • Las intoxicaciones por inhalar o tragar productos químicos de limpieza pueden darse, sobre todo si hay niños en casa. No dejes los recipientes que contengan estas sustancias a su alcance. Cuando limpies usa mascarilla y guantes.

Para sentir que vivimos en un hogar seguro, debemos acondicionar nuestra casa. A parte de esto, lo más recomendable es contratar un seguro de hogar para enfrentar cualquier accidente que pueda suceder.