Echa un vistazo a llantas, frenos y luces

Prepara tu auto para las vacaciones


La época vacacional es el momento perfecto para plantearnos realizar algún viaje largo. Si vas a manejar un vehículo para llevar a cabo dicho viaje, prepara tu auto para las vacaciones.

Es importante realizar una buena revisión mecánica a nuestro vehículo para comprobar que los puntos esenciales para manejar seguros funcionarán a la perfección durante los desplazamientos que llevemos a cabo durante los días de vacaciones.

A continuación te mostramos los puntos esenciales de tu vehículo que deben ser revisados antes de viajar:

  • Las llantas: una correcta presión de las mismas te asegurará un buen agarre en carretera y proporcionará mayor estabilidad al vehículo. Comprueba que no están desgastadas para evitar patinazos, mayor recorrido durante la frenada o reventones.
  • Frenos: unas pastillas de freno desgastadas empeoran considerablemente la eficacia de la frenada, además de producir daños en los discos de freno. Si sientes algún ruido fuera de lo común cuando pisas el freno puede ser señal de que las pastillas se han desgastado, sobre todo si tu vehículo ya ha recorrido más de 10.000 km desde la última vez que las cambiaste.
  • Luces: prepara tu auto para las vacaciones encendiendo todas las luces existentes de en él y comprobando que todas ellas hacen conexión a la perfección. Mantén bien alineadas las luces principales destinadas a iluminar el camino para que no estén ni demasiado altas ni demasiado bajas.
  • Agua, aceite y refrigerante: comprueba que sus niveles son los correctos, ya que si no se podría dañar el motor.
  • Motor: en caso de necesitar un mantenimiento, asegúrate de hacerlo antes de viajar.
  • Aire acondicionado o climatizador: un buen funcionamiento de este dispositivo puede hacernos el viaje mucho más agradable en caso de necesitar aire frío o caliente, dependiendo del clima al que nos desplacemos.

Además de la revisión mecánica correspondiente, recuerda verificar que los documentos de tu auto están vigentes y que no falta ninguno. Llévalos siempre contigo cuando manejes. Ante cualquier incidente puedes necesitarlos. Revisa también que el equipamiento de tu vehículo, como pueden ser rueda de repuesto, gato hidráulico, botiquín, triángulo reflejante… están en su correcto lugar.

Prepara tu auto para las vacaciones con un buen chequeo y viaja tranquilo contratando, además, un seguro de auto. Todo ello logrará que ningún imprevisto estropee tus días de descanso.