No olvides respetar las normas de tránsito

Medidas de seguridad en los viajes


Aplicando unas fáciles medidas de seguridad en los viajes te resultará muy sencillo manejar tu auto y disfrutar a la vez.

Tanto si vas a realizar un recorrido corto como si se trata de un largo viaje te recomendamos que sigas estas pautas que mencionamos a continuación:

  • Procura conocer la ruta que vas a seguir. Esto ofrecerá seguridad durante el manejo, pues en vez de tener que estar atento a los carteles o nombres de calles, te centrarás más en el manejo en sí y en el de los demás conductores. Manejar desorientado añade, además, un plus de nerviosismo y estrés y volante nunca son una buena combinación.
  • Chequea cada cierto tiempo el estado de tu auto. Un vehículo con malas condiciones mecánicas puede dar problemas en cualquier momento, poniendo en peligro tu seguridad y la de los que te rodean.
  • Utiliza, y haz que tus acompañantes utilicen también, todos los dispositivos de seguridad que ofrece el vehículo, como puede ser el cinturón de seguridad o el cierre automático de las puertas. En el caso de que viajes con niños recuerda siempre usar los sistemas de retención infantil disponibles en el mercado y ubicar a los pequeños en los asientos traseros, nunca en los delanteros.
  • Una de las mejores medidas de seguridad en los viajes y de las más efectivas es respetar las señalizaciones y las normas de tránsito. La velocidad nunca es buena compañera de viajes y la imprudencia puede salir cara.
  • No ingieras bebidas alcohólicas o cualquier tipo de droga si vas a manejar. Tus facultades y capacidad de reacción quedarán mermadas.
  • Evita todas las distracciones al volante: usar el celular, manipular la radio, etc.
  • Por último, una de las medidas de seguridad en los viajes que es importante que tengas en cuenta es estar descansado antes de manejar. Dormir las horas recomendables para que el sueño no aparezca en la carretera y sentir el cuerpo descansado evita muchos más accidentes de tránsito de los que puedas imaginar.
  • A este último consejo podemos añadir el procurar no realizar comidas muy copiosas que más tarde pueden producir somnolencia o sensación de pesadez, así como portar siempre en nuestro vehículo una botella de agua que nos permita mantenernos hidratados en todo momento.