Un hogar protegido evita lesiones

Mantener la casa más segura para los niños


Mantener la casa más segura para los niños evitará sustos y accidentes que pueden traer consigo consecuencias fatales.

Que un niño se golpee o se lesione entra dentro de la lógica y de lo común. Ya sabemos que su ímpetu y energía pueden ser infinitos. Pero hay accidentes infantiles que se pueden evitar tomando algunas sencillas precauciones, sobre todo en el hogar, ya que es el espacio donde más tiempo pasan.

La vigilancia de los más pequeños debe ser constante pero, además, mantener la casa más segura para los niños nos ayudará a complementar esa vigilancia y a pasar nuestro día a día más tranquilos sabiendo que nuestros pequeños están protegidos de ciertos peligros.

Aprende a mantener la casa más segura para los niños tomando las siguientes medidas:

  • Si tu casa tiene escaleras o espacios que pueden suponer un peligro para el niño, coloca compuertas de seguridad que impidan el acceso a las mismas. Son fáciles de instalar y muy efectivas y resistentes ante la fuerza de un pequeño.
  • Las caídas a través de ventanas o balcones hacia espacios abiertos y de gran altura también son un peligro latente en muchas casas. La mejor solución es impedir el acceso a los mismos colocando redes protectoras o rejas.
  • Un accidente muy habitual dentro de los hogares es que los niños se pillen los dedos con una puerta. Para evitarlo existen elementos de seguridad que actúan de tope para que la puerta no llegue a cerrarse por mucha fuerza que lleve.
  • Los golpes con bordes afilados o punzantes de muebles, armarios, puertas o estanterías también son accidentes muy comunes. Puedes colocar protectores de ángulos y bordes para acolcharlos.
  • Las tapas para cubrir los enchufes evitan que los más pequeños metan los dedos o la lengua en ellos pudiendo electrocutarse.
  • Existen dispositivos antiescaldaduras que se pueden instalar en grifos y ducha para regular la temperatura del agua. Así evitarás que si un niño de la casa abre algún grifo sufra cualquier tipo de quemadura.

Mantener la casa más segura para los niños es asegurar nuestra tranquilidad. La protección del hogar es la manera principal de proteger nuestra familia.