Primeros pasos a favor de tu seguridad y la de los demás

Los accidentes más frecuentes en el baño


El índice de lesiones por accidentes en el hogar en México ha aumentado notablemente en los últimos cuarenta años, hasta el punto de constituir la tercera causa de muerte accidental. Por eso es necesario conocer las principales causas y las zonas de la casa donde suelen ocurrir, para tratar de prevenirlos y evitar que los sufran ancianos, amas de casa y niños, los más propensos. Sin ir más lejos, los accidentes más frecuentes en el baño en México son los siguientes:

  • Asfixias por sumersión no intencional en tinas de baño. Y no sólo de niños, como podría parecer a primera vista, sino también de ancianos que sufren desvanecimientos. Jamás se debe dejar a un menor o a un anciano en la tina sin supervisión.
  • Ahogamientos en tinas de bebés. Todavía hay padres que por descuido dejan al bebé sin supervisión, o al cargo de algún hermanito. Un palmo de agua es suficiente para que un bebé se ahogue en pocos minutos. De hecho, todos los años se registran en México ahogamientos de menores de dos años en baldes de agua. Resbalones en tinas de baño y regaderas. Para evitar estos accidentes, es bueno instalar superficies antiderrapantes y barras de apoyo, también cerca de los escusados, para que las personas mayores puedan apoyarse.
  • Intoxicaciones de niños por productos químicos. Los jabones líquidos de baño tienen olores atractivos y los menores siempre se ven atraídos por ellos. Una vez se hayan usado, déjalos en lugares cerrados donde ellos no los puedan alcanzar.
  • Entre los accidentes más frecuentes en el baño también figuran las quemaduras. Al llenar una tina de agua para el baño, o al usar la regadera, primero abre el agua fría y luego, poco a poco, la caliente, para evitar que tú o los niños se lastimen. Prueba siempre la temperatura del agua antes de sumergirlos.
  • Cuidado con las secadoras de cabello, afeitadoras, rasuradoras u otros pequeños aparatos electrodomésticos. La electrocución forma parte de los accidentes más frecuentes en el baño. No los manejes cerca de tinas llenas de agua y hazlo siempre con los pies calzados y secos. Desenchúfalos en cuanto los termines de emplear, para evitar accidentes con los niños.
  • Intoxicación por medicamentos. Muchas familias guardan las medicinas en el baño en cualquier cajón, al alcance de los más pequeños o de las personas mayores. Esto constituye un grave peligro, pues el aspecto colorido de las píldoras y los olores y sabores atractivos de los jarabes se convierten en un excelente reclamo para ellos. Mantén los medicamentos fuera del alcance, en un armario cerrado con llave.

Recuerda que es responsabilidad de los adultos educar y advertir a niños y personas mayores acerca de los peligros que entraña el baño. Dales a conocer los accidentes más frecuentes en el baño con el fin de que estén prevenidos y, si es necesario por su edad o condiciones físicas, no les dejes sin supervisión en esta estancia.