Conoce las vías más peligrosas

Evitar asaltos en carretera


Cada año países como Francia, España, Alemania, Canadá o Estados Unidos recomiendan a sus ciudadanos extremar las precauciones para evitar asaltos en carretera si viajan a México.

Por desgracia, estos delitos son frecuentes en nuestro país y a pesar de los esfuerzos por parte del gobierno y policía, este tipo de desagradables noticias siguen siendo habituales en los medios de comunicación.

Delincuentes comunes y también grupos organizados se centran en el asalto de transporte de mercancías, autobuses de pasajeros, así como vehículos particulares.

Juegan con el factor sorpresa, sorprendiendo a sus víctimas normalmente cuando detienen el vehículo en alguna gasolinera o área de descanso en carreteras poco transitadas. Algunas de estas vías son consideradas de alto riesgo, sobre todo las localizadas en el norte de México (Nuevo León, Tamauilpas y Coahuila). Asimismo, los accesos por carretera de la Ciudad de México registran incidentes de este tipo. Y las carreteras de Hidalgo, Puebla, San Luis Potosí y Michoacán también son zonas donde se registran asaltos cada año.

A continuación te ofrecemos algunos consejos para evitar asaltos en carretera:

  • Evita viajar de noche.
  • Procura no manejar dinero en efectivo ni transportar objetos de valor en el vehículo. Si manejas dinero en efectivo escóndelo en diferentes lugares.
  • Evita manejar por carreteras libres. Viaja sólo por autopista.
  • Cuenta siempre con los números de emergencia necesarios para que, en caso de ser víctima de este tipo de delitos, puedas reportarlo a la policía, así como a la compañía de seguros.
  • Revisa tu auto antes de viajar para evitar averías que te obliguen a detener el vehículo en cualquier lugar.
  • Si tienes pensado viajar, no des más información de la debida a personas desconocidas, como por ejemplo la ruta que tienes pensada seguir o los lugares donde piensas detenerte con tu vehículo.
  • No hagas caso de autos o personas extrañas que traten de detener tu vehículo.
  • Si aun así no consigues evitar asaltos en carretera y eres víctima de uno de ellos, nunca te enfrentes a los delincuentes. Mantén la calma y no te resistas. Entrégales todo lo que te pidan. Tu seguridad y la de tu familia tiene más valor que cualquier objeto que puedan obtener, incluyendo el robo de tu auto.