El seguro a terceros es el producto básico del mercado

Cuándo asegurar tu auto a terceros


Cuándo asegurar tu auto a terceros es una duda que, estamos convencidos, te ha surgido alguna vez en el momento de contratar un seguro de auto.

Existen muchas modalidades de este tipo de seguros que incluyen un amplio abanico de coberturas. Saber cuáles son las que mejor se ajustan a tus necesidades y circunstancias personales es importante para acertar en la elección del producto.

A la hora de saber cuándo asegurar tu auto a terceros o cuándo contratar un seguro más completo se deben tener varios factores en cuenta. En tal decisión pesan el valor y la edad del auto, el estado del mismo, el uso que hacemos de nuestro vehículo y también nuestra solvencia económica.

Un seguro a terceros es un producto básico dentro de la gama de seguros disponibles en el mercado. Es el seguro obligatorio cuya cobertura es la mínima exigida por la ley y que cubre los gastos generados por los daños provocados con nuestro vehículo a terceras personas o a sus bienes (cobertura de responsabilidad civil). Es decir, este seguro no cubre los daños propios, aunque existen modalidades de seguros de auto a terceros a los que puedes añadir servicios complementarios, como por ejemplo la asistencia vial o la rotura de cristales.

La diferencia con otros seguros más completos es que estos añaden a esa cobertura básica con la que cuenta un seguro a terceros, y otra serie de prestaciones que pueden ser tan variadas como el contratante desee o necesite (cobertura de daños propios, auto de sustitución, asistencia sanitaria, etc.). Por este motivo, estos seguros son más caros que el seguro a terceros.

Por lo tanto, para saber cuándo asegurar tu auto a terceros debes tener claro que éste te costará más barato pero que las coberturas con las que contarás en el momento de contratarlo serán mucho menores que con un seguro más amplio.

Ante la extensa oferta que hoy en día ofrece el mercado de las compañías aseguradoras puedes verte invadido de sobreinformación. Por ello, y siempre que te surja cualquier duda sobre cuándo asegurar tu auto a terceros no dudes en consultar con un asesor de tu compañía. Ellos sabrán aconsejarte teniendo en cuenta el tipo de auto que poseas, tu condición económica y tus necesidades. El truco está en no caer en la tentación de seguros de auto muy atractivos que ofrecen multitud de coberturas que luego puede que no necesites usar. Intenta pagar sólo por aquello que sepas que te va a compensar.