Lanas minerales, fieltros o productos pétreos serán tus aliados

Aislar tu casa frente al ruido


El ruido es nocivo para la salud. Así lo afirma la OMS (Organización Mundial de la Salud). Ante  este contundente dato, aislar tu casa frente al ruido es una consideración muy a tener en cuenta.

Algunos estudios han vinculado ciertos problemas digestivos, cardiovasculares y de estrés al tener que soportar altos índices de ruido en nuestra rutina diaria.

Grandes ciudades como México superan cada día el límite de tolerancia acústica recomendado por la OMS,  que ha sido fijado en 65 decibelios.

Las malas calidades de algunas casas provocan que los ruidos que producen los vecinos o los que proceden del exterior irrumpan en nuestro hogar, quebrando la tranquilidad familiar.

Nuestra vivienda debe ser un espacio de paz y de descanso. Si no es así, considera aislar tu casa frente al ruido.

Reforzar los tabiques o paredes de mala calidad es una solución muy efectiva que logra amortiguar el ruido. Existen distintos sistemas para ello, desde los más profesionalizados hasta los remedios más caseros.

  • Si dispones de presupuesto, hay muchas empresas especializadas en aislar casas frente al ruido que utilizan diversos materiales diseñados para tal fin, como por ejemplo las lanas minerales, productos pétreos, fieltros, fibras de vidrio, poliestireno extendido, PVC, etc.
  • Si no quieres gastar mucho dinero, puedes recubrir las paredes con láminas de corcho, el cual se puede decorar pintándolo a gusto de cada uno.
  • Tapices o telas gruesas colgadas en paredes a modo de cuadros también pueden resultar algo efectivos, a la vez que económicos. No harán que el ruido desaparezca, pero disminuirá su intensidad, más aun si las rellenas con algodón o gomaespuma.
  • Para aislar el ruido a través de las ventanas, el mejor material es el PVC y un doble acristalamiento.
  • Si tu vecino de arriba no te deja vivir, considera la opción de instalar un falso techo recubierto con algún material aislante. La diferencia será notable.

Asegura tu casa frente al ruido. Disfrutar de un hogar tranquilo y libre de contaminación acústica mejorará, sin duda, nuestra calidad de vida y la de nuestra familia.