El enérgetico que más se usa en los hogares es el eléctrico

Ahorrar en el recibo de la luz


Ahorrar en el recibo de la luz es algo que puedes lograr de una manera fácil. Tan sólo tienes que seguir unos sencillos consejos y aplicar unas rutinas en el hogar que, sin duda, reducirán el coste.

El energético que más se usa en todos los hogares mexicanos es el eléctrico. Hace funcionar todos los electrodomésticos, refrigera, calienta e ilumina tu hogar.

El consumo de luz de una casa supone el 40% del total de gasto eléctrico. Pero debes ser consciente de que siguiendo algunos consejos que a continuación te ofrecemos podrás llegar a ahorrar en el recibo de la luz hasta un 50%.

  • Muchas veces no percibimos que poseemos en casa ciertos aparatos eléctricos que están consumiendo energía sin ser utilizados. Desconecta el televisor, los cargadores de los celulares, el ordenador, la videoconsola o el DVD cuando no los estés usando.
  • No abuses del aire acondicionado. Procura aislar bien tu casa para que la sensación térmica cuando conectas el aire se aprecie mejor, así no tendrás que ajustarlo a temperaturas demasiado bajas.
  • Los electrodomésticos viejos consumen más energía que los nuevos. Invertir en un nuevo electrodoméstico te hará ahorrar dinero a la larga, más aún si escoges los de bajo consumo existentes en este momento en el mercado.
  • Para ahorrar en el recibo de la luz también debes reemplazar las bombillas de luz de tu hogar por las de tipo LED o bajo consumo. Además de esto, procura apagar las luces cuando no las estés utilizando. Muchas veces encendemos la luz de una estancia al entrar en ella y al dirigirnos hacia otra zona de la casa la dejamos encendida. De esta manera, lo único que haces es derrochar energía.
  • Sácale partido a la luminosidad natural de tu casa. Puede que tu hogar sea más luminoso de lo que crees. Trucos para ello son por ejemplo pintar las paredes con colores claros, aprovechar al máximo la luz del sol, usar cortinas de color claro y sólo tenerlas tapando los cristales cuando no haya más remedio que usar luz artificial.

Un último apunte: revisa bien la instalación eléctrica de tu casa. Si ésta es defectuosa, además de provocar más gasto energético del necesario puede hacer que se produzca algún desastre en el hogar a través de un cortocircuito o sobrecalentamiento de alguno de los aparatos eléctricos.